Héctor Ñaupari, Golpeas tu cabello mojado en mis mejillas...


Foto tomada de aquí


Golpeas tu cabello mojado en mis mejillas
lentamente te sientas en mi entrepierna
me haces tuyo.

No sé que decir, sólo veo tu rostro endurecerse, saboreo tu lengua
de extremo a extremo como una fruta fresca para calmar esta imperdonable sed de ti.

Como ahora que me ciñes en tu inquietud descalza,
eres la pera dulce que voy devorando en su humedad perfecta,
entonces soy un verso en tus labios.

Me dices:
"Eres un lobo sorteando las estepas escapando de insomnes
cazadores. Ahora vienes hacia mi, tu madriguera indemne y cálida".

Ese verso define mi vida descubriéndola ante ti.
Isabel,
me haces tuyo.

Tus manos son cuchillas cortando suavemente mi piel
posas tus labios en mis heridas febriles
bebes te alimentas de mí
mi carne de deshace en tu boca.

Ahora en el amor tu gemido repetible
es una canción que crea para sí misma sus notas
como luz solar el mediodía, y que se parece a la mirada de la noche
despojada de estrellas.

Me haces tuyo.


Héctor Ñaupari (Lima, 1972). 

Poema gentileza de mi amigo Michael Jiménez