Jorge Rivelli | barfly



Jorge Rivelli | barfly


bar bukowski en pasaje de la piedad
y bartolomé mitre
ocho y cuarto de la noche
ocupo una mesa en el centro del salón
una pizarra en la puerta dice hoy mariscos
hay mariscos
pido mariscos
como mariscos
llega el mozo con una botella de vodka
me pregunta si soy judío
le digo por el aspecto físico exterior
además a simple vista no se ve
pero tengo hecha la circuncisión
y que todo esto no me molesta
pero no soy judío
una dama se sienta en mi mesa
dice que nos conocemos
del encuentro casual en el baño
de la casa de un amigo en común
cuando festejaba el bloomsday
el problema con los baños
es que me confundo
o voy distraído
o aparece siempre una mujer
cuando estoy yo
una vez entraron 
mientras orinaba
las miré y 
doblé la boca
la lengua y
las palabras
es un boludo
dijeron
en la segunda mesa del bar
del lado de la pared
se sienta una viuda bizca
que esconde el ojo malo
en la copia de hopper
que cuelga a su lado
tiene la costumbre de describir en voz alta
todos los rincones del lugar
y las características de cada cliente
siempre sola toma bourbon y fuma puros
completan el panorama 
dos jóvenes rockeros arrimados a la barra
que toman cerveza y hablan
con escasa destreza
de música músicos poetas y fútbol
va cerrando lentamente
otro aniversario de la muerte del viejo
y como un judío errante
pago la consumición que compartí
con mi vecina de baño y
viajamos al fondo de la noche.



Jorge Rivelli (Buenos Aires, 1954), Barfly. La Carta de Oliver. Buenos Aires. 2016.