Irene Gruss, Tatuaje II


Irene Gruss, Tatuaje II


Versión de Irezumi *



Quizá sea

esa mujer recostada sobre un adolescente
que sufre por mí:
voy a casarme,
la tinta, la aguja
y el plumín
están listos
a un costado, y el viejo maestro
quiso tatuarme así
porque el método es
seguro.
El adolescente tiene
los ojos acuosos, apenas me muevo
o salto por el dolor que
inflinge el canuto de ganso en mi espalda,
como una uña, como incienso
encendido
él me mira
y me toca suavemente los codos.

Si quisiera salir de mi posición

el tatuaje demoraría
y con eso el casamiento: no debo
el futuro esposo
desea ver la espalda desnuda
con dragones dispuestos a lo largo
y flores de cereza, de lis, de manzana
y que mi perfume
se parezca al dibujo.
Quizá sea esa mujer
recostada sobre el adolescente.
El ardor no se soporta
y aquí abajo se trata
de una piel demasiado
tersa que
me ayuda a olvidar esta pluma quemada, persistente,
como pico de pájaro
lengua
o punta
lógica, líquida
sobre la espalda
no, aunque esté ya casi terminado
no voy a casarme
esperaré al aprendiz
del viejo
posiblemente
yo sea
lo que imagino.



 *Este film describe el tatuaje de una mujer a punto de casarse. Siguiendo esta antigua costumbre japonesa el artesano, como método personal, decide colocar debajo de ella a un muchacho, aprendiz del oficio, a efectos de terciar con el sufrimiento.


Irene Gruss (Buenos Aires, 1950), La mitad de la verdad. Obra poética reunida 1982-2007. Bajo la luna. Buenos Aires. 2008.