Alejandro Schmidt | La salvación



Alejandro Schmidt | La salvación


A nosotros nos salvó la poesía
pero no nos dimos cuenta
dijo el poeta Raúl Carreras


áspero como la verdad
vacilaba el viento
la noche


el vino también escuchaba:

A mi único hijo lo atropelló una vieja con una 4 x 4
Y después declaró en la yuta:
Creí que era una piedra
Lo que me había astillado el parabrisas


¿Ves?
No tiene peso el pobrerío...


A las 5 llegué al hotel
como un hueso quebrado apareció la pieza
rota y limpia.


El corazón de la manzana
era baldío
allí entre música y risotadas se oía
el sábado del pueblo.


Raúl ¿de qué nos salvó la poesía?
¿de darnos cuenta?
¿de incendiar el mundo?
¿de morir por dentro?



Alejandro Schmidt (Villa María, Córdoba, 1955), Verdad de lo evidente. Ediciones Cartografías. Río Cuarto. 2011.