Anna Ajmátova, La mujer de Lot



Anna Ajmátova, La mujer de Lot
Pero la esposa de Lot miró hacia atrás
y se convirtió en un pilar de sal.
                                          Génesis.


Y el hombre justo caminaba detrás del mensajero de Dios
enorme y brillante, por la montaña negra.
Pero una voz insistente le dijo a la mujer:
no es demasiado tarde, todavía podés mirar
a las torres rojas de tu Sodoma nativa,
a la plaza donde cantabas, al patio donde hilabas,
a las ventanas vacías de las amplias casas
donde diste a luz a los hijos
para tu esposo querido.
Miró - y encadenados al dolor mortal
sus ojos no pudieron ver más;
y el cuerpo se hizo de sal transparente,
y sus  piernas veloces se adhirieron a la tierra.


¿Quién llorará por esta mujer?
¿Qué tanto vale esta pérdida?
Sólo mi corazón nunca se olvidará
a la que dio su vida por una sola mirada.

1922-1924

 
Лотова жена


Жена же Лотова оглянулась позади
его и стала соляным столпом.
                           Книга Бытия.


И праведник шел за посланником Бога,
Огромный и светлый, по черной горе.
Но громко жене говорила тревога:
Не поздно, ты можешь еще посмотреть
На красные башни родного Содома,
На площадь, где пела, на двор, где пряла,
На окна пустые высокого дома,
Где милому мужу детей родила.
Взглянула – и, скованы смертною болью,
Глаза ее больше смотреть не могли;
И сделалось тело прозрачною солью,
И быстрые ноги к земле приросли.


Кто женщину эту оплакивать будет?
Не меньшей ли мнится она из утрат?
Лишь сердце мое никогда не забудет
Отдавшую жизнь за единственный взгляд.

1922-1924


Anna Ajmátova (Odessa, 1889- Moscú 1966). Traducción de Natalia Litvinova, cortesía para este blog.

8 comentarios:

  1. También lloraré por esa mujer... qué bonito delicado especial.

    ResponderBorrar
  2. Quedó muy lindo! Un fuerte abrazo,

    N.L

    ResponderBorrar
  3. Que bello modo de contar esa historia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
  4. Muy buen poema, gracias a Natalia que nos lo regaló en nuestro idioma.

    ResponderBorrar
  5. Gracias a ambas por compartir belleza.
    Abrazos.

    ResponderBorrar
  6. Buena traducción de esta poeta rusa tan entrañable para nosotros.

    Saludos...

    ResponderBorrar
  7. Hermoso recorrido por pasaje biblico, enseñanza de no voltear la mirada cuando en nuestro pienso existe el seguir con la vida, el adios, la perdida, el llanto y la preocupacion de alguien no nos recuerde y prenda una luz por nuestra alma ida, nuestro espiritu detenido en el tiempo donde los presagios nos llevan a verles como un presente en consejos para seguir adelante y no retroceder hacia tras ni en nombre de la curiosidad.

    ResponderBorrar