Anne Bradstreet | A mi querido y amado esposo



Anne Bradstreet | A mi querido y amado esposo
(Traducción: Griselda García)


Si alguna vez dos fueron uno, esos somos nosotros.
Si algún hombre fue amado por su mujer, ese eres tú.
Si alguna mujer fue feliz en un hombre,
compárense conmigo, mujeres, si pueden.

Aprecio tu amor más que a las minas de oro
y a todas las riquezas que guarda oriente.
Mi amor es tal que ni los ríos lo pueden saciar;
no el deber sino tu amor me recompensa.

Tu amor es tal que no puedo, de ningún modo, retribuir;
que los cielos premien tu inmensidad, ruego.
Para que, mientras vivamos, en amor perseveremos,
para que, cuando no vivamos más, vivamos para siempre.



To My Dear and Loving Husband

If ever two were one, then surely we.
If ever man were loved by wife, then thee.
If ever wife was happy in a man,
Compare with me, ye women, if you can.

I prize thy love more than whole mines of gold,
Or all the riches that the East doth hold.
My love is such that rivers cannot quench,
Nor ought but love from thee give recompense.

Thy love is such I can no way repay;
The heavens reward thee manifold, I pray.
Then while we live, in love let’s so persever,
That when we live no more, we may live ever.




Anne Bradstreet (1612, Northampton, Reino Unido - 1672, Andover, Massachusetts, Estados Unidos). Poema tomado de Poetry Foundation. Traducción: Griselda García.


N.B.: Esta traducción se revisa periódicamente. Si copia y pega en otro sitio, vuelva en un tiempo para tener la versión actualizada.