Niní Bernardello | Baltasar

Foto: Tuerto Rey


Niní Bernardello | Baltasar


Preparé una disolución asiria
en un cucharón de fiebre.
Traduzco la tristeza a la boca del pescado,
al fulgor del té en una mañana helada.
Me compongo de pasos rengos
y mirada bizca.
Un tramo corto me desliga del amor.
Velocísima levito y atravesando las ventanas
viajo por un mundo antiguo donde me espera
un corazón abierto, una espada de oro.
Baltasar, omnívoro varón
en el patio de la casa, rey mago, pobre hijo de inmigrantes.
De tu pan aprendí el rito de la poesía
y de tus lágrimas el color de la pena.
Magna abertura en la serranía.
Gotea el amor, el desdén
y el deseo quemado hasta su centro volcánico
vuelca su mirra en la palidez del viento.
Gime Baltasar, desaparece del mundo arterial
y cobíjame en el estrellado abismo de tu ausencia.



Niní Bernardello (Cosquín, 1940), Salmos y azahares. Ediciones Argos. Córdoba. 2005.