Irene Gruss | Finísima cuerda

Foto: Tony Valdéz


Irene Gruss | Finísima cuerda


El pez muere por la boca,
muerde una ilusión casi carnal
y una cuerda finísima lo empuja
hacia arriba. Es aquí,
en la superficie,
con la ilusión a medio masticar,
que el pez divino muta en pescado.
Los perros se acercan
y el pescador se afirma: vendrá
la muerte y tendrá tus ojos.
Alguien que cierre esa mirada
tonta, insensiblemente neutra.
Es aquí, en la superficie.
Tu boca no emite siquiera
la burbuja que pudo haberte salvado,
largar el aire, girar hacia otra parte.
Al pescador no le bastan
tus ojos; corta la cabeza
y la arroja en un balde.
Vendrá la muerte otra vez
como carnada, como quien dice agua va
buscaré la finísima cuerda, morderé
el anzuelo,
es aquí la cosa, es aquí,
en la superficie.



Irene Gruss (Buenos Aires, 1950), La mitad de la verdad. Bajo la luna. Buenos Aires. 2008.