Federico Espinosa | Intemperie




Federico Espinosa | Intemperie



Religión


Creíste en el hombre
que ayer te prometió
esa religión mentirosa
del beso por la mañana.

Guardaste las fechas exactas
donde nació la traición
tu alma era un estanque
de agua herida.

Hilaste en la rueca del destino
las hebras sin color del pasado
creíste en esa religión.

Hoy postrada en la cama
comenzás a entender:
el amor es apenas
un gesto antes de la muerte.



La Marcia


Tiene los dedos congelados
y la voz escarchada
de tanto ¡diario! ¡diario!
viste de amarillo
igual que el semáforo
en su espalda Río Negro
en su pecho La Mañana de Neuquén
interminable como el brazo
de un dios está la ruta grabada
en los ojos de Marcia
que sólo espera el rojo
para mostrar la última noticia.


Marcia tiene frío
y tan gastados los años
que ya no quiere continuar
quedó boca arriba
con los ojos mirando el cielo
a su esperanza la traía un caracol.


Su muerte no fue noticia

sino una hoja en blanco.


Federico Espinosa (Neuquén, 1987), Intemperie. Ediciones Del Dock. Colección La verdad se mueve. Buenos Aires. 2016.