Judith Filc | Suplicantes


Judith Filc | Suplicantes



Le dicen Colo tiene
24 años hace
seis que lo
busco

El filo del
metal contra el
cuello

La cabeza se
inclina bajo el
chorro de
agua bajo el
secamanos busca un
rincón donde
acomodarse

el altavoz anuncia llegadas y
salidas

Me dijeron que estuvo en
Olmos también en la
veinticinco tiene
24 años le dicen
Colo

La punta de la
mesa de
plástico
filosa

Parada frente a la
tierra
removida
ve dos
puñitos contra la
cara

Atraviesa la
cuadra de
ventanas tapiadas
entra por la
puerta del
garage:
tres pisos
oscuros
de escalera

la bolsa de
dormir sobre el
suelo de la
cocina y semillas para el
canario

Toto, las balas no se
sienten. Te juro, Toto.
¿Viste un cigarrillo cuando
traspasa un nylon? Así es,
y después algo caliente.

Nunca más, vieja,
me dijo, te prometo,
por vos y por la
nena

Las cuentas de
plástico pasan una por
una entre los
dedos son los
cinco puntos,
me dice.
El del medio es el
cana.

Alguien me despertó diciéndome
que fuera al hospital.
Cinco policías rodeaban la
cama. Uno la pateó diciéndome:
¿Es su hijo o no, señora? No, dije.



Judith Filc (Buenos Aires, 1962), Vida en la tierra. Barnacle. Buenos Aires. 2015