Marta Miranda, El lado oscuro del mundo



Marta Miranda

En el muelle

                                                                               a Marta Sacco


Recostada en el muelle
veo el rostro de la amiga
que se acerca en canoa
Imposible me digo
pero allí están
su sonrisa
sus bellos ojos claros

Luego de la alegría me cuenta
que su casa queda
frente a la mía, a pocos metros cruzando el río

Con sus ojos que alumbran
hubiese sido bueno saberla allí anoche
en el momento
en que un rayo sacudió la isla
cuando temía a todo lo que no se ve


Duda

Mi vida cabe en dos bolsas
dijo el asesino cuando lo trasladaban
al corredor de la muerte

Miro el bolso pequeño
que preparé para ir a verte, me pregunto
qué tuve que matar
para hacer este viaje.



Marta Miranda (Mendoza), El lado oscuro del mundo. Bajo la luna. Buenos Aires. 2015.