Marcelo Dughetti | El viejo




Marcelo Dughetti | El viejo


el hombre con la manta en los hombros
y el facón cruzado en la cintura
el de un litro en el almuerzo
y un litro en la cena
de tan así que le decían torino
por el litro para arrancar
ese que durmió en colchón de chala
hasta que Evita pasó con el tren de la fundación
el que no se arrodillo en la iglesia
porque "yo a ese mocito de la cruz lo conozco bien"
el de lo cuartetos gringos
y las manos reventadas de tanto cargar ladrillos
el del caballo 
el del toro
el de las alpargatas negras
y la fusta con mango tallado
el que me levantó sobre sus hombros un día
para que viera a Horacio Guaraní 
en la navidad gaucha
y me compró un choripán en el club de los Cafaratti
y se puso a tomar parejo y a mirar por la ventana
cagada por las moscas
el desfile de paisanos endomingados
y lloró casi sin darse cuenta
de ese agüita maricona que le ardía los ojos
que ni la cal de la obra le podían quemar
ese que estaba quebrado por un recuerdo
y que de tanto sufrir subió al cielo doblado
por el cáncer y la rabia
pero no se arrodilló
porque "yo a ese mocito de la cruz lo conozco bien"
ese se llamaba Mercedes 
era mi abuelo.


Marcelo Dughetti (Villa María, Córdoba, 1970). Inédito cortesía del autor para éste, su blog amigo.