José Ioskyn, Olor a caramelo de frutilla...



José Ioskyn, Olor a caramelo de frutilla...



olor a caramelo de frutilla
en el taxi averiado
los chicos en la puerta
rebuscan en sus bolsas:
interminables golosinas
muy dulces e intercambiables
sólo un esbozo de box
los separa de los tratos adultos

cumpleaños feliz
un resto de frutilla artificial
el interior rancio de gasoil
que las ventanillas bajas
no alcanzan a airear

volvemos a casa
con el viento del río en las caras
y la esencia de frutilla
en el interior de la cabina

criatura de mi espejo
en otro tiempo te hubiera llenado de besos
ahora triunfa el pudor
-entre hombres no hay esos tratos-
el taxi deja la avenida y el río
hasta la puerta de mis pesadillas

deja su estela de combustible
mientras te cargo dormido
creo que creo en algo:
verte dormir, con la bolsa de golosinas

entre las manos


José Ioskyn (La Plata, 1962). Nunca vi el mar. Huesos de Jibia. Buenos Aires. 2014.