Catalina Boccardo, Highlands

Foto cortesía de la autora

algunos lugares

escritos hace tiempo

llaman a tu puerta

de la forma más simple

un micro sale de londres

un bolso

palabras lejanas


Humpty Dumpty sat on a wall.

Humpty Dumpty had a great fall.


pronunciaba la maestra encorvada

pero de sonrisa dulce


All the king's horses and all the king's men

Couldn't put Humpty together again.


si nunca antes pudiste conocer

                                      esos castillos

el verde intenso

te cubrirá como un vestido de cortesana

y una diadema


_ la realidad supera la ficción


tan diferente al viejo micro

                  a esos turistas

                  que aman los cuentos


aunque allí estuve en mi infancia

para escapar


una alicia o un sombrerero loco

luego       a great fall

¿y qué tendrá que ver conmigo

la gente pelirroja de ojos claros


un idioma engrosado por batallas arcaicas

el chirrido del hierro?


¿qué es familiar en un castillo

para una hija de campesinos

salvo el hambre y las mazmorras?


instrumentos de tortura

cuelgan prolijos en los museos

y prefiero

soñar un manto de satén

una torre delicadamente pintada

_ la ficción puede ser realidad


Humpty Dumpty se sentó en un muro.

Humpty Dumpty cayó y pegó duro.

Todos los caballos y hombres del rey

No pudieron unir a Humpty otra vez


así los acertijos

o niñez de las tierras altas



Catalina Boccardo (Buenos Aires, 1961), El jardín santo, Ediciones En Danza, 2011.