Anahí Lazzaroni, La ciudad y el poema



Observás cómo enseña a hacer tempura

una cocinera japonesa en un documental,

sentís la ciudad colapsada.

Mirar una cosa y pensar en otra,
quizás en eso consista la escritura
o el poema que comienza a escribirse

a espaldas del mundo
al mejor estilo de un buen ladrón de gallinero.

Es de noche y no llueve,
no llueve por una vez en esta ciudad.

Ya hubo alerta amarilla por vientos huracanados.

Eso pasó
como pasa todo y nadie lo recuerda.

 
                                                                 21 de abril, 2006


Anahí Lazzaroni (La Plata, 1957), El viento sopla, El suri porfiado, 2011.