Claudia Elisabet Sastre | Furiosito


Claudia Elisabet Sastre | Furiosito


Hay "poemitas"
por decirlo así
con muchas "comillitas"
poemitas gerundiosos
que me enfurecen.
Eunuquitos.
Cuzquitos del hortelano.
Estériles caquitas de perro
que personas sin arte
sin el menor amor a la poesía
escupen al mundo
como carozos de ego
y por culpar
al lugar común de tener
un árbol, escribir un hijo
y plantar un libro
de insulsos frutos.
No han venido estos poemas
de acumulaciones adjetivas
a conmover a nadie, excepto
-ya lo he dicho-
al ego de su autor
(poeta no me animo a decirle
y de alguna manera hay que llamarlo).
Alzo mi copa y brindo´
por la libertad de expresión
y larga vida al papel
sobre el cual se han vertido
tantas vacuedades.
Brindo por el vómito
de Dylan Thomas
en su wisky número dieciocho
por los aullidos de Allen Ginsberg
y por los guturales murmullos
de Paul Celan
a punto de saltar al río Sena,
por la pájara en el ojo ajeno
de Alejandra, por las alturas
que los poetas eunuquitos no
visitarán jamás
y porque esa especie de cópula
sin placer, por la mera producción
de engendros de rosas mustias
letrados sin lenguaje
produce, cuanto menos
abortos de poesía,
y en los mejores casos,
hijos tontos.

Claudia Elisabet Sastre (La Plata, Buenos Aires, 1965).