Eduardo Espósito, Todo fluye



Quilombario, de Eduardo Espósito. Advertencia: ¡contiene humor! Rara avis en el ambiente de la poesía porteña donde ser torturado y maldito cotiza en alza. Aquí, un texto algo más "reflexivo":





Todo fluye



Un hombre entra en el río
dispuesto a refutar a Heráclito
Trastabilla
Pierde pie
Es arrastrado por las aguas
Otro hombre será hallado muerto
en un río al que nunca entró
mañana