Pablo Neruda | Árbol


Pablo Neruda | Árbol


Anoche al apagar la luz
se me durmieron las raíces
y se me quedaron los ojos
enredados entre las hojas
hasta que, tarde, con la sombra
se me cayó una rama al sueño
y por el tronco me subió
la fría noche de cristal
como una iguana transparente.
Entonces me quedé dormido.
Cerré los ojos y las hojas.


Pablo Neruda (Parral, 1904- Santiago de Chile, 1973), Fin de mundo. Santiago. 1969.

5 comentarios:

  1. Un poema entrañable como todo Neruda.

    Saludos :)

    ResponderBorrar
  2. Jorge, muchas gracias por tu visita.
    Cariños.

    ResponderBorrar
  3. ¡Qué bueno es llenarse los ojos con estas palabras y estos sentimientos! Nisitos mucho tu blog porque es un oasis. Tal vez te animás a visitar el mío y criticarlo, me gusta aprender.
    Un abrazo.
    marisaperezalonso.blogspot.com

    ResponderBorrar
  4. Muchas gracias por tu visita, Marisa. Visité tu blog y me gustó mucho. Se me hizo un poco invasivo el diseño del fondo (la imagen) para la lectura.
    Cariños.

    ResponderBorrar
  5. mi querida Gri, siempre es un placer leer tu blog y mas aun cuando pones estos poemas de Neruda... se tee xtraña, a ver si nos encontramos via fb pa charlar...

    ResponderBorrar